Actividades para motivar a los niños en la etapa preescolar y evitar que caigan en el desgano.

-La práctica de actividad física es clave para aumentar la motivación y con mayor razón en circunstancias actuales en que no pueden salir.  La rutina  diaria les puede llevar a la irritabilidad, desgano y desmotivación.

-Acompañarlo a desarrollar un hobby

La motivación aumenta con las aficiones y estas surgen de probar actividades novedosas y ponerse nuevos  retos.

La familia tiene que ser pro activa.   Es importante observar y conocer bien al niño.

-Introducirse al mundo de las nuevas tecnologías haciendo de ellas un uso equilibrado, lúdico y educativo.

-Trabajos Artísticos y Manualidades

Nada más gratificante para un niño que hacer algo por sí mismo ya sea pintar un cuadro, hacer una manualidad o una figura de arcilla.

La sonrisa es fundamental.- Si les devolvemos con una sonrisa cada vez que hacen algo bueno los incentivamos.

-Dar oportunidad de conversar, escuchándoles y permitiéndoles dar sus opiniones.

-Utilizar técnicas de disciplina positiva en la que no hay castigos, se fomentan las relaciones horizontales y el respeto mutuo, fiscalizando la atención en la resolución de problemas y centrándose en acciones que se han hecho mal explicando las consecuencias que provocan.

La motivación y el entusiasmo es clave y no puede perderse.  Ello puede llevar a la depresión infantil.